Tipos de diferenciales de vehiculos

El diferencial es un elemento que logra que dos ruedas que están unidas a un mismo eje, puedan girar a velocidades diferentes y además reduce los riesgos de producirse accidentes. También ayuda a que los neumáticos sufran menos desgaste. Los hay de distintos tipos a saber:

Diferencial de deslizamiento limitado: son más conocidos por sus siglas en inglés LSD (Limited Slip Diferential) y los hay de dos clases. Están los autoblocantes mecánicos que son muy comunes en coches de competición, ya que utilizan varios discos de fricción que se encargan de administrar la potencia a las ruedas. Y existen los autoblocantes por discos de fricción independientes, en los cuales los mismos discos se interponen entre ellos.

Diferencial viscoso o Ferguson: se reconocen fácilmente por tener una carcasa en el árbol de transmisión para cubrir los discos que se intercalan entre sí. Funcionan con una mezcla de aceite con silicona, que al aumentar su temperatura y la presión, recubren los discos efectuando el bloqueo de forma armónica. Suelen usarse con frecuencia en 4×4 por ser económicos y porque pueden funcionar con dos árboles de transmisión.

Diferencial Torsen: su funcionamiento es muy sensible al par motor, por lo cual es más eficiente y completo. Distribuye el giro de cada rueda según la resistencia que cada eje oponga a dichos giros, y se activa por medio de tres pares de ruedas helicoidales que actúan como si fueran un tornillo sin fin. Además ofrece mucha estabilidad al vehículo por tener un control de la dirección muy preciso. Sus averías son de las más temidas porque suelen ser graves, lo que se traduce en muy caras.

Diferenciales de deslizamiento controlado de embragues multidisco: también se les llama sistemas Haldex y aunque su función es igual a la de los viscosos, el mecanismo es muy parecido al del embrague. De acuerdo a cómo se necesite, el embrague actuará más en una que en otra rueda. Es usual en coches con tracción total, debido a que bajo condiciones normales se comporta como una tracción delantera y ante situaciones extremas la transmisión lleva la potencia a las ruedas traseras.

Independientemente del tipo de diferencial que tenga el coche, es gestionado por la centralita con ayuda de los sensores ABS (Antiblock Breaking System) y el control electrónico de estabilidad. Ellos detectan la condición del vehículo en la carretera y cuál será la función del diferencial. Para las modificaciones o cambios que se ameriten durante las reparaciones puede consultar piezasdesegundamano.es y así cuida tanto de sus ahorros, como de su coche.